Saltar al contenido

Introducción a las recetas con harina fina de maíz

crema pastelera maizena

A la utilidad de un producto tan querido y familiar para usted como la harina fina de maíz, queremos sumar con esta web de platos y postres con maizena la valiosa colaboración de esta harina en la repostería, pastelería y bollería casera.

La web que tiene ahora en su pantalla contendrá, además de una interesante colección de sugerencias, 120 recetas de postres fáciles de preparar, algunas de las cuales vienen explicadas al mínimo detalle para facilitar su comprensión.

Seguro que algunas de ellas le son muy familiares, otras se las recordamos, otras las hemos mejorado, y otras…  estamos convencidos que le encantará conocer.

Una a una todas las recetas han sido previamente experimentadas para que sus postres y platos queden de primera y ¡ a la primera !

Un consejo: Encuentre un lugar en su cocina para que su móvil o tablet quede a la vista con la receta en pantalla. Así será más cómodo seguir los pasos para encontrar la clave para una comida inolvidable, para la fiesta de cumpleaños deliciosa, para las meriendas que se volatilizan…

Empiece por la primera receta y verá que sencilla es, ¡ y qué éxito!

Después siga con la segunda, la tercera… porque están distribuidas de menor a mayor complejidad… y llegará a la última ¡sin darse cuenta!

Con sus manos y esta web, verá que fácil es convertirse en una experta repostera o un magnífico cocinero que usa el mejor secreto de todos, la harina fina de maiz, que dará un toque especial a todos sus platos  y postres.

 

40 trucos de cocina para tener éxito en tus postres

  1. El aceite de freír no debe humear. Para verificar si está a buena temperatura, tirar dentro un pequeño trozo de pan, debe enseguida subir a la superficie crepitando suavemente.
  2. Si no eres una persona muy diestra en separar la clara de la yema de un huevo, rómpelo sobre un pequeño embudo. La yema quedará en el embudo, y la clara en el recipiente colocado debajo.
  3. No olvides añadir una cucharadita de café de levadura en polvo en todas tus pastas de buñuelos. Serán más ligeros y más sabrosos.
  4. Si la pasta de crépes tiene grumos, simplemente pasa la pasta por el colador rompiendo los grumos con una cuchara de madera.
  5. Cuando tengáis que añadir chocolate fundido a un pastel, crema o mousse, tomar la precaución de fundirlo lentamente al baño maría: conservará así todo su aroma.
  6. Para estar seguro de no tener grumos en la cocción de una crema pastelera, escoger una cacerola de fondo grueso y remover sin parar, sin olvidar los bordes de la cacerola.
  7. Cuando una receta recomiende añadir mantequilla fundida, hacerla fundir a fuego lento para que guarde todo su sabor. Dejarla enfriar antes de añadirla a la preparación.
  8. Para que la leche no se pegue, poner en el fondo del cazo un platito boca abajo.
  9. A falta de tamiz de harina, utilizar simplemente un colador.
  10. Para conservar los huevos en las mejores condiciones, ponerlos con la punta hacia abajo.
  11. Para tener éxito con una pasta en la que se haya añadido mantequilla en trozos (masa para tartas u hojaldre), conservar las manos frías pasándolas a menudo por agua fría durante el amasamiento y secarlas.
  12. Si deseas obtener una pasta de tarta más crujiente, añade a la pasta, durante la preparación, una pequeña cantidad de aceite.
  13. Cuando batas las claras de huevo a punto de nieve, pasa ligeramente el cuenco por agua; no se pegará y no perderás ni una migaja de la clara hasta que estén «montadas».
  14. Para incorporar las claras de huevo a una preparación, añadir primero 1 ó 2 cucharadas para licuar la pasta; después añadir el resto de una sola vez, removiendo la preparación de abajo a arriba, delicadamente, sin remover girando.
  15. Para añadir las frutas a un pastel, harinarlas anteriormente, y no trabajar demasiado el azúcar y la mantequilla juntos antes de añadir la harina. Si no, la pasta será muy líquida y las frutas bajarán automáticamente al fondo.
  16. Espera hasta el último momento para batir las claras de los huevos; batidas, no pueden esperar.
  17. Añadir un chorrito de limón y un poco de azúcar en polvo en las claras de huevo al batirlas. Subirán mas lentamente, pero el punto de nieve será mas estable y mas fácil de trabajar. (Podeis poner una pizca de sal en lugar de limón).
  18. Para conocer la temperatura de un horno sin termostato, deslizar en el interior del horno, encendido 10 minutos antes, un papel blanco. Si apenas amarillea, el horno esta medio. Si se vuelve ocre, el horno está caliente. Si ennegrece, el horno esta muy caliente.
  19. Cuando extendáis una pasta con el rodillo de madera para hacer pequeños pasteles, extenderla en pequeños trozos, sin apretar muy fuerte y haciendo realmente girar el rodillo: quedará más ligera.
  20. Para tener un pastel ligero (y cocido al punto, no olvides jamás precalentar el horno 10 min. antes de colocar el pastel. Una vez terminada la cocción, dejar enfriar 5 minutos en el horno.
  21. Para impedir que un pastel «se dore» muy rápido, cubrirlo con un papel húmedo, o una hoja de papel de aluminio.
  22. Para evitar el riesgo de que se queme un pastel, enharinar ligeramente las paredes del molde previamente untadas de mantequilla.
  23. Los pastelitos se colocan preferentemente a media altura del horno.
  24. Las pastas a base de claras de huevo y de levadura deben estar puestas a 10 centímetros de altura del fondo del horno.
  25. Un cake es mejor 24 horas después de su preparación.
  26. No olvides que las cremas y las mousses hechas con clara de huevo deben guardarse en el refrigerador y consumirlas en 24 horas.
  27. Para conservar muchos días la frescura de los pastelitos y pastas, envuélvelos simplemente en una hoja de papel de aluminio.
  28. Para evitar que las frutas frescas peladas (manzana, melocotones, peras, etc.) no cambien de color, rociarlas con algunas gotas de zumo de limón inmediatamente después de pelar.
  29. Para evitar que las fresas tomen gusto de agua, lavarlas colocándolas en un colador y sumergirlas varias veces en una cacerola de agua.
  30. Cuando se tenga que añadir un licor a una crema, no hacerla cocer con el licor. Añadirlo a la crema una vez terminada ésta: conservará todo su aroma.
  31. Para que un limón abierto conserve toda su frescura, ponerlo en un platito, la parte cortada hacia arriba, y taparlo con un vaso, se podrá utilizar días después.
  32. Un bizcocho para decorar deberá estar hecho la víspera y decorarlo al día siguiente.
  33. Un bizcocho se decora vuelto al revés, sobre el fondo, ya que es más liso que la parte superior.
  34. Para dorar un pastel, se puede utilizar yema de huevo diluida en un poco de leche, o bien una mezcla de leche y azúcar, o bien, clara de huevo.
  35. Antes de congelar un bizcocho, no olvides extender una pequeña capa de confitura, a fin de que la superficie quede brillante y el hielo no penetre en el bizcocho.
  36. No limpiar nunca con un abrasivo o un estropajo de aluminio el molde del pastel. Si lo usas a menudo, seca con un papel absorbente después de utilizarlo: no se pegará nunca el pastel. Si lo usas ocasionalmente, lávalo con productos para vajillas, acláralo y sécalo muy cuidadosamente.
  37. Para enharinar un molde, verter una cucharadita de harina en el molde, untado en mantequilla. Sacudir en todos los sentidos para repartirla bien y vaciar el excedente.
  38. Para untar de mantequilla fácil y uniformemente el molde del pastel, colocarlo 2 minutos en el horno caliente. Después no hay más que pasar un trozo de mantequilla por el interior del molde, pinchado en un tenedor.
  39. No cortar nunca un pastel o una tarta en el molde; si se raya será difícil sacar del molde el pastel o tarta siguiente.
  40. Si no se tiene molde para bizcocho (en forma de corona), se puede reemplazar por un molde ordinario en medio del cual se pondrá un molde de Flan vuelto al revés.